Comprar un automóvil siempre es una decisión muy importante, esto representa la inversión de tu dinero en un activo al cual le deseas sacar el mayor provecho. Por lo tanto, hay varios aspectos que debes tener en cuenta a la hora de comprar un coche de segunda mano.

En los últimos años, según estudios, para los compradores de bienes y servicios el precio de un artículo se ha convertido en un aspecto primordial al momento de hacer una compra, esa es una de las razones por lo que las ventas de coches de segunda mano se han disparado, y es que estos ofrecen muy buenas oportunidades de negocio a un coste insuperable.

¿Por qué comprar un coche de segunda mano?

Las razones para comprar un coche de segunda mano son muchas y todas garantizan un beneficio, aquí te damos las dos más importantes:

  • Mejor precio. Por regla general, los vehículos de ocasión tienen un precio inferior a uno nuevo.
  • La depreciación. Un coche nuevo pierde un 18? su valor al salir del concesionario, y en menos de 4 años ya tiene un valor inferior al 50? precio inicial.

Por supuesto, para hacer siempre un buen negocio hay que fijarse muy bien en los detalles, ya que estos marcan la diferencia. Ahora te queremos presentar los principales aspectos a tener en cuenta cuando compres tu vehículo de segunda mano.

La elección del vehículo

Parece obvio, pero muchas veces las razones por las que nos inclinamos por uno u otro modelo de vehículo no son las más adecuadas. Es necesario definir con claridad para qué necesitas el coche, cuál uso le vas a dar, y qué tanto estás dispuesto a pagar, para que más adelante no te arrepientas de tu elección.

Para esto es importante visualizar nuestros planes con el automóvil. Por ejemplo: si en un futuro piensas hacer un viaje con la familia, entonces hay que preguntarse si será cómodo para un largo trayecto, entrará todo el equipaje, o será apto para toda la familia.

Coches de segunda mano

Coches de segunda mano

Los coches grandes generalmente consumen más, o tal vez ya pensaste que un compacto de alto rendimiento sea lo mejor. Solo tú conoces las respuestas a todas esas preguntas, responderlas con franqueza y ajustarse al presupuesto es una muestra de buen juicio, por lo que al elegir un coche lo debes hacer por las razones correctas y así garantizar una buena compra.

Toma tu tiempo

Una vez definido con claridad qué vehículo deseas comprar, no te apresures, revisa las ofertas que están en el mercado. No te dejes presionar por un vendedor que te dice que alguien más está a punto de comprarlo, o que si lo piensas mucho perderás la oportunidad, la mayor parte del tiempo estas afirmaciones son falsas.

Pensar que se acercan las vacaciones y poder estrenar tu nuevo coche sería grandioso no es racional. Tu compra no debe ser condicionada por factores ajenos a tu interés de hacer la mejor adquisición.

Tómate el tiempo de revisar lo que vas a comprar, investiga sus características y una vez convencido puedes hacer el negocio. La premura puede llevarte a pasar por alto algún asunto importante por el cual luego te arrepientas.

Concesionario o particular, que conviene más

Es importante responder a esta pregunta antes de acudir a la compra, ya que ambas alternativas tienen beneficios y desventajas. Si piensas ir a un particular, con hacer una sencilla búsqueda por internet encontrarás cientos o miles de alternativas, y todas ellas ofreciendo muy buenos precios. En cambio, los concesionarios suman un extra a sus precios debido a los costes operativos, por lo que desde esta perspectiva parece mejor hacer la compra a un particular.

Sin embargo, no se puede ignorar que los vehículos de segunda mano a veces ocultan defectos que salen a la luz algún tiempo después de la compra. Cuando esto ocurre, siempre será mejor estar amparado con el contrato de una empresa especializada que se haga responsable de la reparación. Indudablemente esta garantía es una tranquilidad para el nuevo propietario, aunque conlleve un coste adicional.

En cambio, al comprar un coche de segunda mano a un particular es muy probable que ante un desperfecto no dé una respuesta oportuna y desatienda tu reclamo, las consecuencias de esta actitud podría llevarte a tener que recurrir ante un tribunal, con todas las molestias que esto conlleva.

Investigar sobre la vida del coche es muy importante

Cuando te decides a comprar un coche de segunda mano siempre es una buena idea acudir a una empresa reconocida para hacer negocio.

En el caso de que optes hacer la adquisición a un particular es preferible que sea alguien conocido, el propósito es que de esta manera le será más fácil admitir los posibles problemas que pueda tener el coche, de lo contrario será mucho más complicado obtener una información fiable sobre la realidad de las condiciones del automóvil.

Ninguna pregunta está de más, qué tipo de uso se le ha dado, cuantos dueños ha tenido, historial de revisiones o si ha sufrido golpes o algún daño producto de un accidente de mayor alcance. Toda esta información debe ser contrastada y poder ser revisada de alguna manera. Un vendedor responsable seguramente podrá aportar todo lo que necesites saber sin ninguna obsesión, de lo contrario es mejor desconfiar.

Constata tú mismo los detalles

Quizás no seas mecánico, pero hay de aspectos del vehículo que tú mismo puedes evaluar, esto te dará una idea objetiva de las condiciones reales del vehículo.

Empieza por los neumáticos, ellos por la condición en que se encuentran te pueden indicar si uno o varios aspectos de vehículo están fallando. Una rueda deformada o con un desgaste irregular es una señal de que podría haber un fallo en la suspensión o sistema de amortiguadores. La fecha de fabricación también es un indicativo de cuánto tiempo tienen y quizás no coincida con la que te dio el vendedor. Si los flancos están deformados o con grietas, quiere decir que el coche pudo estar largo tiempo parado con las ruedas desinfladas, lo que es una señal para tener en cuenta.

Examina visualmente el motor, verifica que no existan partes sucias u oxidadas. Este tipo de manchas son evidencia de un problema que puede traer serias consecuencias más adelante. Toda fuga de líquido en el motor o en cualquier componente es un indicativo de que necesita reparación, por lo que hay que ser muy observador y revisar cuidadosamente la parte superior e inferior para descartar cualquier irregularidad.

El estado de las partes metálicas también cuenta una historia, revisa con mucha atención cada palmo de la carrocería, las juntas y los guardabarros para verificar que no exista óxido, los coches que han estado expuestos a climas muy húmedos o vienen de zonas costeras suelen presentar daños por esta causa.

La apariencia

Tanto las condiciones estéticas de la carrocería como la del interior de la cabina son dos de los factores que influyen en gran medida en el precio final de un vehículo.

Es importante revisar las condiciones del tapizado y plásticos del habitáculo. Su aspecto puede indicar el nivel de uso y cuidado que se le ha dado, verifica el buen funcionamiento de los comandos de las puertas y ventanas junto todo el aspecto general tanto interno como externo del vehículo.

Debes probar el coche

Esta es una norma que no se puede pasar por alto, jamás compres un coche al que no puedas hacer una prueba de conducción.

Poder conducir el automóvil por un trayecto apropiado te permitirá comprobar, entre otras cosas, cómo funciona el motor con su respuesta en la carretera, qué tan bien se sienten los cambios y la suspensión, también podrás evaluar los frenos, funcionamiento de luces, sistema eléctrico y climatización.

Al estar el coche en marcha, los testigos del panel de instrumentos pueden indicar si hay alguna falla que desconozcas, o si hay algún ruido extraño, por eso cuando hagas la prueba de manejo lo recomendable es acudir con un especialista de tu confianza para que cerciore todos estos aspectos.

Revisa los documentos

Realizados los pasos previos, se acerca el momento de comprar un coche de segunda mano, después de pasar todas las evaluaciones y asegurarte de que cubre todas las expectativas, es hora de revisar con detenimiento la documentación antes de comprar coche de segunda mano que has elegido.

Comencemos por lo más básico, comprueba que todos los documentos estén al día, el propietario anterior debe estar al corriente con el pago del impuesto vehicular (este impuesto grava la propiedad de los coches con menos de 3 años).

  • Tarjeta de propiedad. Debe estar en buen estado y contener todos los datos actualizados del vehículo al momento de la venta.
  • Muy importante. Verifica que automóvil no tenga gravámenes como: créditos pendientes, prendas, fideicomisos o embargos judiciales o administrativos que impidan o compliquen la compra.
  • El DNI vigente, tanto del vendedor como de su cónyuge.
  • El SOAT debe estar vigente al momento de la venta.

Un precio justo

Procura siempre que lo que vas a pagar corresponda con los precios que están en el mercado, recuerda que un precio muy por debajo del promedio seguramente es una trampa.

Investiga, hay infinidad de páginas que te permiten conocer los costes de los vehículos según su año y características. Recuerda que ir bien informado al hacer una compra es garantía para no caer en alguna estafa.

Por eso para que no te equivoques, discute con el vendedor los defectos que apreciaste al revisar el coche y así definir quién asume el coste en caso de tener que hacer alguna reparación, todo esto influye el precio final de venta.

En todo caso existen también listados de tasación de asociaciones especializadas en la venta de vehículos en la que podrá encontrar un baremo actualizado con los precios del mercado donde para obtener la información que buscas sólo debes colocar: marca, modelo, motor, potencia, tipo de combustible y acabados, aparte de la fecha de la primera matriculación.

Llegó el momento de la compra

Una vez que ya estén todas las dudas aclaradas y acordado un precio satisfactorio para ambas partes, la decisión está tomada, es el momento de firmar el contrato de compra y venta. No olvides que de todo pago adelantado debe quedar un recibo, de la misma manera debe aparecer el contrato la forma de pago del coche, esto es fundamental para evitar futuros problemas.

Recuerda si la negociación es con un particular se deben aclarar los términos de la garantía, aunque no es obligatorio que esta aparezca en el contrato de compraventa. Es bueno que sepas que el código civil establece que el vendedor debe hacerse cargo de posibles problemas ocultos del coche por un periodo de hasta 6 meses desde el momento de la compra, aunque este no los conozca.

Después de todos estos consejos, ya estarás listo para realizar una comprar un coche de segunda mano de forma totalmente satisfactoria.

Compra tu coche tranquilo y seguro, sin sustos ni cosas ocultas

Ventajas del Certificado Doyoucar para COMPRAR:

  • Evitarás sorpresas que impidan su tramitación o cambio de nombre.
  • Dispondrás del historial e incidencias registradas.
  • Asegúrate en qué condiciones se encuentra el vehículo.
  • Conocerás el estado mecánico del vehículo.
  • Tendrás fotos reales del vehículo
  • Conocerás datos importantes que influyen en el precio de compra.
  • Evita desplazamientos y tiempo.
  • Tendrás una opinión neutral y profesional sobre el modelo y su estado.
  • Opción de gestión online del cambio de nombre.
  • Posibilidad de ampliar la garantía mecánica.
Abrir chat
¿Dudas?
Hola! 👋
¿En que podemos ayudarte?